699

AGITA SÃO PAULO: PROMOCIÓN DE UNA VIDA ACTIVA COMO FORMA DE VIDA EN EL BRASIL

ANTECEDENTES La falta de actividad física regular, más conocidacomo sedentarismo, ha sido considerada en los últimos años uno de los problemas de salud pública más importantes y prevalentes. Se lo ha asociado como factor deriesgo para el desarrollo de las principales enfermedades crónicas no transmisibles. Diversos estudios epidemiológicos han demostrado con toda claridad que el riesgo de la inactividad física para la salud es mayor que el que suponen factores conocidos, tales como el consumo de tabaco, los niveles altos de colesterol,la presión arterial elevada y el sobrepeso(1, 2). En los Estados Unidos, según los datos sobre sedentarismo divulgados en 2003 por los Centros para el Control y la Prevenciónde Enfermedades (CDC) (3), la prevalenciade inactividad física entre 2000 y 2001 fue de al rededor de 27%; en ese período, el porcentaje de personas que cumplíancon las recomendaciones sobre actividad física y salud aumentó de 26,2% en 2000 a 45,4% en 2001. En la Región de las Américas no se ha establecido claramente la prevalencia de este factor de riesgo debido a que hasta hace poco tiempo no existía un instrumento internacional único para evaluar el nivel de actividad física,que permitiera obtener valores regionalesde referencia. Sin embargo, datos procedentesde diferentes países de la Región indicanque más de 50% de la población es irregularmenteactiva, es decir, no realiza actividadfísica con la frecuencia mínima recomendadade cinco días a la semana, 30 minutos por día(4). En algunos países de la región la prevalenciadel sedentarismo llega casi al 60%. EnChile (5), según la Primera Encuesta Nacionalde Calidad de Vida y Salud del año 2000, el porcentaje de personas que realizan menosde 30 minutos de actividad física tres veces por semana (considerados como sedentariospor este criterio) llegó a la marca impresionantede 91% de la población.Algunos de los estudios analizados por Jacobyet al. (6) en el Brasil, Chile y el Perú indicanclaramente que más de dos tercios dela población de estos países no cumple las recomendacionesde frecuencia de actividad física necesaria para obtener beneficios para lasalud. Resultados de estudios realizados en Bogotá (Colombia) indican una prevalenciade inactividad física de 79% en la población y un porcentaje de solo 5,25% de individuosque practican una actividad física en formaregular (7). Estos estudios muestran también que las mujeres practican actividades físicas regulares con menor frecuencia que los hombresy que la actividad física disminuye amedida que aumenta la edad cronológica (8).